YO DEFIENDO AL INE

88%
20444 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 23000 firmas.
Por: ACTÍVATE - 26/10/2022

¡Aguas con la Ley de Herodes!

Si has visto la película “La Ley de Herodes” (1999), de Luis Estrada, recordarás cómo un político es capaz de acaparar todo el poder, modificando a su gusto y conveniencia la Constitución. La cinta reflejaba con cruda ironía lo que el partido en el poder hizo a lo largo de siete décadas en el país.

Pero sí creías que esas desagradables épocas antidemocráticas ya son parte de la historia, te equivocas, pues estamos a un tris de regresar al autoritarismo y al control absoluto del partido en el poder.

Y es que en la Cámara de Diputados inició ya la ruta legislativa de la reforma electoral propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador que pretende eliminar al INE para crear un nuevo organismo más pequeño, en el que sus integrantes sean electos en las urnas por el voto popular.

Pero no solo eso, pues la propuesta busca también a toda costa reducir al Tribunal Electoral, aplicar recortes financieros a los órganos electorales y eliminar las legislaturas plurinominales, creadas precisamente para establecer un contrapeso en los congresos y evitar así la sobre representación de un solo partido.

La “jugada maestra” del Presidente tiene un objetivo muy claro, más allá del tema de la austeridad que tanto pregona, el que su partido (Morena) -con la tendencia que lleva-, acapare todos los escaños posibles y dejar una escasa participación política a la oposición, con lo que harán lo que quieran con las leyes mexicanas, en detrimento de una verdadera democracia.

La iniciativa del Presidente y su partido se pretende escudar, además, en el desgastado discurso de “garantizar un sistema electoral certero, legal, imparcial, objetivo e independiente”.

Estarás de acuerdo conmigo en que el INE y el Tribunal Electoral de la Federación se han venido fortaleciendo en su autonomía y credibilidad, pues nos garantizan, como ciudadanos, que nuestro voto cuenta, al margen de los reprobables hechos de robo de urnas, coacciones, acarreos y compra de votos, que son propios de los mismos partidos políticos y que en su momento se pueden y deben denunciar.

Hoy en día sí podemos afirmar que el INE y el Tribunal Electoral son organismos verdaderamente autónomos que no dependen de las decisiones del gobernante en turno, pues han mostrado con creces su profesionalismo y capacidad para organizar elecciones, y atender las quejas e irregularidades que se presentan en los procesos.

Hoy tenemos un sistema que garantiza la voluntad ejercida por la ciudadanía y prueba de ello es la alternancia que prevalece en los tres niveles de gobierno.

De ahí que permitir que ambos organismos sean objetos de una “reingeniería” a modo de un gobernante y del partido en el poder, sería acceder a una regresión antidemocrática que ya habíamos superado.

Súmate a este llamado que hacemos a los partidos políticos y a sus legisladores para que no permitan un atropello a la democracia y al desarrollo económico, político y social de todos los mexicanos.

¡No permitamos más “Varguitas” como en La Ley de Herodes!

¡FIRMA AHORA!

Los campos marcados con * son requeridos

Compartir Campaña