Alto a la persecución contra la Iglesia Católica en Nicaragua

89%
4724 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 5300 firmas.
Por: SOLIDART - 12/08/2022

El martes 16 de agosto nos manifestamos pacificamente en la Embajada de Nicaragua en México. NO nos recibieron las firmas pero SEGUIREMOS ALZANDO LA VOZ por el pueblo de Nicaragua hasta que se detenga la persecución. 

¿Qué pasa en la mente y en el actuar de un “gobernante” que con 15 años consecutivos en el “poder” no acepta ni la más remota crítica a sus acciones unilaterales?

En efecto, su única salida es la sistemática represión y persecución de sus opositores, sin importar la violación de todas las garantías y derechos humanos.

Eso es lo que desde hace algunos años está haciendo el régimen de Daniel Ortega en Nicaragua y que en días se ha recrudecido de forma alarmante, pues ahora la cacería es en contra de los representantes de la Iglesia Católica.

Daniel Ortega ha ordenado no solo la disolución de un centenar de organizaciones civiles, sino la expulsión de las Misioneras de la Caridad, una congregación religiosa católica establecida en 1950 por santa Teresa de Calcuta para ayudar a los más pobres, así como el cierre de los medios de comunicación católicos y de los templos de culto.

Los actos desenfrenados de Ortega no han tenido límites en una nación sumida en la marginación y pobreza y por ello ahora mantiene retenido al Obispo de Matagalpa, Mons. Rolando Álvarez, uno de sus más fuertes críticos.

Desde el 4 de agosto, el Prelado está recluido en la sede del Obispado junto con cinco sacerdotes, dos seminaristas y tres laicos.

Es así como la pareja dictadora de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo quiere humillar a Mons. Rolando Álvarez porque el obispo ha expuesto su podredumbre y crueldad desde el púlpito.

Basta ya de la persecución religiosa rampante en Nicaragua, que trastoca impunemente el derecho a la libertad religiosa, consignado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. 

Súmate a esta exigencia, tu firma es muy importante, ya que con ella harás presencia simbólica el martes 16 de agosto, a las puertas de la Embajada de Nicaragua en México, durante la Protesta Pacífica que realizaremos junto con otras organizaciones de la sociedad civil para exigir respeto a la libertad religiosa y el cese a la persecución contra a Iglesia Católica y los opositores al régimen.

¡No permitamos que la dupla Daniel Ortega-Rosario Murillo borre de Nicaragua a los representantes de la Iglesia Católica y con ellos, sus labores pastorales, evangelizadoras y sociales!

¡FIRMA AHORA!


Los campos marcados con * son requeridos

Compartir Campaña